Estudiantes latinos luchan por una educación superior

Gear Up 4 LA es un programa que tiene como objetivo de aumentar el éxito de estudiantes de secundaria, sobre todo para los de bajos recursos

Hace dos años el padre de Jacqueline Ochoa, de 17 años, fue deportado a México y ella entendió que el complejo sistema de inmigración no solo afecta a los indocumentados sino también a ciudadanos estadounidenses como ella y su hermanito, de 11 años.

Sin embargo, en lugar de hundirse en la depresión, Ochoa decidió luchar por su futuro y su educación.

“Quiero ser abogada de inmigración”, dijo la joven estudiante de la escuela STEM Academy of Hollywood. “Mi familia solo trabaja para sobrevivir y yo les quiero demostrar que sí se puede obtener una educación”.

A la misma escuela asiste Víctor Sánchez, de 16 años, quien es hijo de una madre soltera y el menor de cuatro hermanos. Sus pasión por la educación es para convertirse en ingeniero y comprarle una casa a su madre.

“De mis hermanos nadie fue a la universidad, solamente mi hermana obtuvo el diploma de secundaria. Los demás no se graduaron”, dijo el joven. “Mi mamá esta muy emocionada de que estoy en programas”.

Los esfuerzos de ambos jóvenes han dado frutos. Hace unas semanas ambos viajaron a Washington D.C. donde se reunieron con estudiantes de secundaria de todo el país para aprender sobre la política y el cabildeo.

Sánchez dijo que se emocionó mucho al subirse a un avión por primera vez.

“Se sentía bien bonito ver por la ventana. Yo nunca me imaginaba viajar a D.C.”, dijo el joven. “Viajar me abrió los ojos y ahora quiero ir a otros lugares”.

Gear Up 4 LA

En su secundaria son parte de Gear Up 4 LA, un programa que opera en 13 escuelas con el objetivo de aumentar significativamente el éxito de estudiantes de secundaria, sobre todo para los de bajos recursos.

Gracias a Gear Up 4 LA, ambos participaron este fin de semana en la conferencia Peer Academy Learning (PAL) de tres días—de viernes a domingo—en la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA).

Aproximadamente 75 estudiantes de distintas secundarias que van a entrar al 11 grado en el otoño llegaron a la conferencia PAL. Esta es una asociación entre Gear Up 4 LA y la Fundación Educacional Chicana y Latina de la UCLA.

El fin de semana estuvo lleno de talleres de habilidades académicas y de liderazgo, conociendo el sistema de educación superior y cómo solicitar todo tipo de ayuda.

“Los estudiantes aprenden a hacer un currículo, su ensayo personal, cómo solicitar ayuda financiera y cómo estar preparados para la universidad”, dijo Jackie Villalobos, consejera académica en STEM de Hollywood.

Villalobos estima que hay entre 75% a 80% de estudiantes latinos en el programa Gear Up 4 LA, al cual pueden participar los campus que son aprobados para una subvención federal.

“Ahora estamos sirviendo a los estudiantes de las clases del 2020 y 2021”, dijo Villalobos.

Para los jóvenes esta es una oportunidad única puesto que en muchas familias los ingresos económicos son un impedimento para ir la universidad.

Eso lo sabe Jorge Sánchez, de 15 años, (no relacionado con Víctor) cuyos padres trabajan tiempo completo y aun así no saben si podrán costear la educación superior de sus hijos.

“Mi hermano ya esta en el grado 12 y nos preocupa porque no sabemos si él y yo vamos a poder ir al colegio”, dijo Jorge, quien es el segundo de cuatro hijos.

Él también asiste a la escuela STEM Academy de Hollywood y participó en la conferencia PAL de Gear Up 4 LA.

En su experiencia, él decidió aferrarse a la educación para tener un buen trabajo, como médico o ingeniero, porque piensa que este es el camino más importante para los latinos.

“Cuando veo a esos niños que fuman marihuana y toman pienso qué van a hacer cuando salgan de la secundaria”, dijo Jorge. “Yo creo que esa no fue la razón por la que sus padres se mudaron a Estados Unidos. Se movieron a Estados Unidos para que sus hijos tengan un buen trabajo que esta bonito y mejor que [el que los padres] tienen”.

Jorge asegura que pese a que sus padres trabajan demasiado y no entienden mucho el sistema educativo, cuando lo ven se aseguran de darle los mejores consejos.

“Me dicen que no haga drogas, que me porte bien, y respete a todos”, dijo.

Brindan el apoyo necesario

Villalobos dijo que aunque todos los estudiantes de los campus selectos están automáticamente incluidos en el programa Gear Up 4 LA, pocos van más allá de lo requerido para buscar mejores opciones.

“Algunos se dan cuenta que pueden tomar ventaja de programas y vienen a la oficina. Con el tiempo esto se convierte en el lugar de reunión informal y somos como una segunda familia”, dijo Villalobos.

Entre este grupo más selecto es donde se escogen anualmente a los jóvenes participantes de la conferencia PAL.

En su experiencia como consejera, Villalobos dijo que lo más preocupante para los jóvenes es la ayuda financiera y el temor de irse a una universidad lejana.

“Algunos ya trabajan y se preocupan qué va a pasar con su familia si dejan de ayudarlos. Intentan buscar escuelas cercanas”, dijo Villalobos. “Nosotros les damos la información y el apoyo emocional que necesitan”.

Los tres estudiantes que actualmente participan como mentores de Gear Up 4 LA para sus compañeros en la secundaria, dijeron que los jóvenes no deben darse por vencidos en sus sueños.

“Yo les diría a los jóvenes que se pregunten dónde se miran en 10 años, ¿Trabajando en un restaurante o haciendo grandes cosas?”, dijo Jorge.

“Deben luchar por sobresalir y llevar su nombre en alto”, añadió Ochoa.


Original article from La Opinión